Inicio

Branding

Co-branding: cómo practicarlo y para qué sirve

Ante una era en la que la diferenciación marca los pasos, el co-branding es una opción muy interesante para ciertos negocios. Lamentablemente, no todos conocen esta posibilidad, pero la verdad es que funciona bastante bien y, en ciertos casos, complementa una buena estrategia de marketing. Os enseñamos cómo practicarlo y para qué sirve.

Es una estrategia de marketing en la que dos marcas se unen para ofrecer un producto más completo al consumidor, algo que no podrían conseguir por separado. A menudo, las empresas prefieren aunar esfuerzos para lograr ciertos objetivos comunes, en los que ambas pueden sacar beneficio de ello.

Normalmente, estas empresas suelen realizar su actividad en sectores distintos, aunque fuertemente, o no, relacionados. Hay muchos ejemplos en cualquiera de los sectores más habituales: Adidas con Goodyear, en la fabricación de sus zapatillas; Huawei con Porsche, en el diseño de smartphones o Repsol y Burger King en sus gasolineras.

smartphones

¿Cómo practicarlo?

Lo primero que se necesita es una empresa que quiera colaborar en algún producto de forma común. En la mayoría de ocasiones, una de las marcas será la que se aproveche más de la otra, esto es siempre así, pero ¿Merece la pena? Dependiendo de tus objetivos, merece o no la pena. Básicamente, esto es lo primero que necesitas para practicar co-branding.

Encontrada la empresa, hay que unir esfuerzos con la correcta logística, es decir, poner en común los esfuerzos que requiere el marketing. Esto se puede hacer de mil maneras, pero lo que más preocupa es cómo se van a encauzar las acciones, ya que vais a crear un producto conjunto nuevo y tenéis que poneros de acuerdo en la forma de proceder.

¿Merece la pena?

Esta es la pregunta que más veces se repite, no sólo en esta estrategia, sino en la mayoría de las estrategias de marketing. Dicho esto, para que decidas tú mismo/a hemos evaluado una serie de ventajas y desventajas que suponen acudir al co-branding, por lo que échales un vistazo y dinos si merece la pena o no.
Burger King

Ventajas

  • Unir fuerzas entre dos empresas para conseguir, de forma más sencilla, cumplir los objetivos.
  • Conseguir una lluvia de ideas mucho más interesante al haber más personas trabajando en el proyecto.
  • Mayor amplitud de soluciones o utilidades que puede dar el producto.
  • Fabricar o idear un producto o servicio más atractivo y completo para el consumidor.
  • Conseguir más caché o prestigio al colaborar con una empresa que tiene más que la tuya.
  • Ampliar los sectores de actuación y aumentar el número de clientes potenciales, especialmente si la otra empresa tiene una fanbase importante.
departamentos de marketing

Desventajas

  • Falta de entendimiento con la otra empresa o distinta forma de ver las cosas.
  • La otra empresa se beneficia del co-branding más que tú, aunque no ocurre en todos los casos.
  • Difícil de llevarlo a la práctica debido a que es complicado una empresa que esté dispuesta a hacerlo.
  • Conflictos entre ambos departamentos de marketing o ideas totalmente opuestas.
  • Compromiso elevado en el que pones mucho en juego, ya que la otra empresa puede cometer un error grave y te puede salpicar a ti.
co-branding

Conclusión

Si tenéis un buen producto con otra empresa entre manos, evaluad si el socio piensa igual que vosotros o persigue los mismos objetivos para saber si es posible asociarse.

Si, después de todo, el socio es compatible, adelante porque este tipo de estrategias os beneficiará mucho en cuanto a clientes, ya que proporciona un impulso muy grande a la empresa más pequeña de las dos.